15 Julio 2018 | 22:14
Buenos Aires, T: °C | ST: °C 

Todo sigue igual

La Presidenta de la Nación, Cristina Fernández, inauguró formalmente el período 132 de sesiones ordinarias del Congreso Nacional ante la Asamblea Legislativa.

Como hizo en años anteriores, su largo discurso estuvo más dedicado a resaltar el perfil completo de los once años de esta administración que a brindar el estado de situación del país, como marca la ley.
Los puntos salientes fueron la defensa de la privatización de YPF en los '90 y los coqueteos con la oposición.
¿Inflación, inseguridad, colapso energético? será la próxima, tal vez... 

08.03.2014 11:15 |  Por Perandones Alejandro | 

Alejandro Perandones
Alejandro Perandones

alejandroperandones@meridianoactual.com

Periodista

foto: Presidencia de la Nación

Todo sigue igual
Más allá de los indicado por la ley y el protocolo, como mencionábamos arriba, el nudo de la presentación de la Presidenta ante el Parlamento completo pasaba por lado.

De hecho, su presentación de casi tres horas de alocución no contuvieron las únicas palabras que la tradición republicana "obligaba" pronunciar: "Declaro inaugurado el 132° período de sesiones ordinarias".

Demasiado formal para el peronismo, y mucho más para esta gestión.

De todos modos, nadie esperaba que esto efectivamente sucediera. Los argentinos nos hemos acostumbrando a confundir los conceptos de estado y gobierno, y esta ocasión no fue la excepción.

Una instancia tan importante, al menos en lo formal, como es la apertura de la actividad de uno de los tres poderes de la República quedó sumergida nuevamente en las agitadas aguas de la coyuntura del partido a cargo del Ejecutivo y su búsqueda de continuidad.

Solo así puede explicarse la edición de la cadena nacional, más cercana a los lugares comunes de un video de casamiento que del rigor periodístico que podría esperarse de la televisión pública.

Esa transmisión estuvo tan al servicio de la Presidenta y su baño de militancia periódico que evitó, puntillosamente, de poner al vice, Amado Boudou, en pantalla. Pese a que estuvo a escaso metro y medio de Cristina durante toda la jornada.

Cristina también se permitió corregir la ubicación de un camarógrafo que impedía su contacto visual con la oposición.Podríamos recordarle que este no es el único día donde puede encontrarlos. A todos nos gustaría que establecieran canales de diálogo frecuentes y productivos.

De esta forma, quizás, podríamos evitarnos papelones como los del mal llamado acuerdo con Irán.

Particularmente sobre este punto, aseguró que "fue pensado y ejecutado para destrabar una situación, dado que sin indagatoria la causa no puede avanzar". "Invitó" a los legisladores a presentar proyectos alternativos que permitan las indagatorias. "Elaboren un proyecto viable, lógico, jurídicamente atados a las normas, en el marco el marco del Derecho Internacional y del debido proceso".

Pero, muy probablemente, todo esto sea hijo de una pretensión desmesurada y que ya no tendremos en la era K.

Si bien a Cristina le queda una apertura más, la del próximo año, la dinámica de nuestra política en campaña constante implicará que su poder y, sobre todo, su margen de maniobra, hagan del 2015 un año ya "jugado a su suerte".

Posiblemente en este todavía disponga de alguna posibilidad de redirigir algunas cuestiones.

Pero al ver que las más acuciantes para los hombres y las mujeres de pie estuvieron fuera de la agenda no podemos permitirnos grandes expectativas.

La inflación no parece tener un plan integrado para controlar sus estímulos multicausales; la política energética no muestra ningún amago de autocrítica y los operativos contra la inseguridad comienzan ya su marcha en reversa.

Los intendentes hicieron su trabajo

En un peronismo que supo y sabe resolver sus internas a fuerza de cercanía y capacidad de hacer bulto, los jefes comunales del conurbano reemplazaron a las fuerzas sindicales que hoy tratan de reducir el daño a los que los someterán en las paritarias.

Dentro de ese grupo, picó en punta el matancero Fernando Espinoza, quien cumplió con las 20 mil personas (tolerancia +/- 14.000) que prometió arrimar en pos de mantener sus aspiraciones de suceder a Scioli en La Plata.

Módicas sorpresas

La privatización de YPF en los '90 fue siempre una sombra que puso en duda la coherencia del kirchnerismo en cuanto a la cuestión energética, y tiñó a la renacionalización más de oportunismo que de la épica que intentaron instalar desde La Cámpora y la militancia más afín.

Sin embargo, esta vez Cristina Fernández tomó el tema y defendió la posición de Néstor Kirchner, por entonces Gobernador de Santa Cruz, desde el punto de vista de la defensa de los intereses de la provincias petroleras.

Empresarios y medios

Estos dos colectivos, como siempre, aparecieron en la mira de la Presidenta quien, normalmente, los asocia a buena parte de los males que aquejan al país.

CFK volvió a llamar a la responsabilidad del sector. Su alocución los vinculó con la imputación de la responsabilidad de la fuga de dólares, las corridas bancarias y la inflación. También relativizó las críticas a las trabas a las importaciones, que inscribió en un marco proteccionista del empleo nacional y abogó por la defensa del mercado interno "para seguir sosteniendo el trabajo y el ingreso de esos empresarios".
Resaltó que "algunos autos aumentaron 45%, por encima de la devaluación. El trabajo no lo pagás en dólares y la energía la tenés subsidiada".

Envió un mensaje a los empresarios nacionales y a "aquellos que han intentado en estos años torcer el rumbo, inexplicablemente". "Van a ser fuertes como empresarios en la medida en que el país sea fuerte", expresó.

A los medios, haciendo gala -nuevamente- de su vocación editora, les aconsejó revisar más el contexto para contar las cosas tal cual son. Como ejemplo de esto, podemos citar la caída en la venta de automóviles, que la primera mandataria asocia a la crisis brasileña y no a la modificación en la escala tributaria.
Por otra parte, felicitó a la AFSCA y felicitó a todo el pueblo "porque por fin decretaron la constitucionalidad de la Ley de Medios". Afirmó que "en 2014 van a estar solucionados y sometidos a la adecuación todas las empresas".


Justicia

Los brasas del incendio generado durante la pretendida reforma judicial siguen vivas. Los jueces también recibieron el reto de la primera mandataria.

En línea con el secretario de Seguridad, Sergio Berni, Cristina les espetó: "Sigo creyendo que era un excelente proyecto: no puede ser que todos los poderes seamos controlados, y haya un poder al que nadie controle". "Un juez no puede ser opositor, tampoco oficialista. Un poquito de control popular no lo viene mal a nadie".

Aseguró que los jueces "tienen muy bueno presupuesto, ganan los mejores sueldos, siguen sin pagar Ganancias". Resaltó que por ello "necesitamos una mejor Justicia".

Consideró que "salvo honrosas excepciones, no encontrás un fiscal o un juez, a las 3 de la mañana".

Indicó que en una conversación con el jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, coincidieron que, en la toma de Villa Lugano, "si el fiscal hubiera estado en el momento indicado, -había 10 o 12 personas- habría sido posible el desalojo sin ningún desastre".

"Necesitamos una justicia ágil, que cuando la llame el poder político, venga y disponga y haga lo que tenga que hacer", aseguró.

¿Nueva transversalidad?

La casi impotente oposición nacional celebró que la Presidenta no los haya increpado, como si eso alcanzara.

Sobre esto, tal vez puede sentirse una brisa que promete un clima político cambiante. A las "chanzas" dedicadas al senador radical Gerardo Morales podría asociárselas con el cambio en la línea sucesoria presidencial, con la instalación de la Gerardo Zamora (radical pero sin exagerar) en el puesto Beatriz Rojkés.

¿Será que la Presidenta no confía en el peronismo, y desea explorar toda alternativa que le permite evitar el sapo de tener que pasarle la banda presidencial a Daniel Scioli o Sergio Massa?
Comentarios

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Por favor, ingrese el siguiente código y luego haga click en botón de envío. Gracias.

Comentarios (0)