15 Julio 2018 | 22:16
Buenos Aires, T: °C | ST: °C 

Algunos progresos en el frente externo

Por Daniel Artana, economista de FIEL
@ArtanaDaniel

El acuerdo con el Club de París
para normalizar la deuda en cesación de pagos con agencias gubernamentales de los países desarrollados es una buena noticia que abre la puerta para el financiamiento de proyectos, y puede ayudar a reducir el costo de financiamiento para emisores locales de deuda externa (Nación, provincias o sector privado). 

30.05.2014 19:30 |  Por Artana Daniel  | 

Daniel  Artana
Daniel Artana

Economista de FIEL 

También el acuerdo ayudaría a destrabar nuevos préstamos del Banco Mundial bloqueados por el voto negativo de varios países, aunque el efecto positivo se diferiría para no antes de 2015. A su vez, el pago en cuotas anuales no resulta en un peso importante sobre las reservas internacionales.

De todas maneras, el único impacto en el corto plazo es sobre el riesgo país. La disponibilidad de nuevos préstamos debe esperar a que se firmen acuerdos bilaterales con cada país miembro y a que se presenten y aprueben los proyectos para ser financiados.

En el corto plazo, hay un segundo hecho externo que puede ayudar a mejorar las perspectivas inmediatas. La Corte Suprema de los Estados Unidos probablemente decida a mediados de junio si rechaza la apelación del gobierno argentino o posterga una decisión (aceptando el caso para revisión o solicitando la opinión del fiscal general americano). Si ocurre una postergación, ello también impulsaría una reducción en el riesgo país. En cambio, una decisión contraria a los intereses del país enfrentaría al gobierno a la disyuntiva de pagarle a los fondos buitres o aceptar un default técnico en los bonos emitidos bajo legislación americana. En este último escenario, se contaminarían los precios del resto de los bonos y haría más difícil el acceso al financiamiento a tasas “razonables”.

En el frente interno hay claros indicios de recesión, especialmente en los bienes durables de la industria y en la construcción, aunque la fuerte reducción en salarios y jubilaciones medidas en precios constantes ha impactado también sobre las ventas de otros productos. En el cortísimo plazo, podría haber alguna recuperación del consumo por la mejora en el poder adquisitivo de jubilados y asalariados que tiene lugar a medida que entran en vigencia los aumentos dispuestos por el gobierno o acordados con las cámaras sectoriales, pero esa mejora será erosionada por la todavía elevada inflación.

También ha contribuido a la contracción económica el frenazo en el crédito al sector privado que sufre las consecuencias de la absorción dispuesta por la autoridad monetaria. El problema es que el Banco Central no puede romper este círculo vicioso sin ayuda del Tesoro. Si afloja la política monetaria, parte de la mayor liquidez presionará a la brecha cambiaria y la incertidumbre que ello traería es nociva para la actividad económica, como quedó en evidencia en los datos de los dos trimestres previos. Si, en cambio, continúa esterilizando, no habrá reacción del crédito.

El aumento en la brecha cambiaria observado a finales de mayo es una señal clara de que no hay espacio para forzar una reactivación. De hecho, en los mejores momentos del año, la brecha se redujo pero no se eliminó. Una devaluación exitosa (que requería una mejora fiscal) habría “planchado” la brecha. Que ello no ocurriera, es una señal clara de que las decisiones públicas han sido incompletas. Falta un programa fiscal consistente y el salto de enero fue insuficiente para erradicar la sensación de atraso cambiario.

El gobierno publicó con demora los datos fiscales de marzo que muestran un continuo deterioro en el resultado primario genuino. El déficit antes de intereses y excluyendo
las transferencias del BCRA y del Fondo de Garantía Solidario aumentó de 4.2% de los
ingresos genuinos en el primer trimestre de 2013, a 7.3% en el mismo período de este año.

Eso se traslada en mayores requerimientos al Banco Central, que aumentaron casi 40% por encima de la inflación. El gasto primario aumentó 40% nominal interanual.

Dado que la recesión ha comenzado a afectar los ingresos fiscales, esta tendencia de
deterioro fiscal se espera que continúe ante la falta de medidas claras para contener el
gasto que, por ahora, se limitaron a la reducción de salarios de los empleados públicos
y, sobre todo, de las jubilaciones medidas en moneda constante.



El balance cambiario del primer trimestre muestra que el gobierno sigue aplicando
políticas de contención del problema y no soluciones de fondo. Hay señales claras de
postergación de pagos de importaciones que en algún momento deberán ser
normalizadas, y se observa algún aumento en los giros de dividendos y regalías, luego
de varios trimestres de demoras. El pobre desempeño de las exportaciones (sobre
todo de las industriales, que cayeron 12% interanual en el primer cuatrimestre del año
y 24% en abril) no permite vislumbrar un segundo semestre más relajado.

Para el año próximo podría aumentar el flujo de fondos externos, pero existe un riesgo
importante de una reducción en el precio internacional de la soja. Es cierto que hay un espacio enorme para reducir el riesgo país, que cuadruplica al brasileño, pero para que
ello se sostenga es necesario tener un programa de reducción del déficit fiscal que seguramente deberá esperar a que asuma el próximo gobierno.

La alternativa sugerida por algunos analistas de postergar las decisiones y reducir el
financiamiento inflacionario con mayor endeudamiento choca contra la necesaria y/o inevitable normalización de los pasivos contingentes (jubilados, varios casos en el CIADI y hold outs). A medida que avance la campaña electoral habrá que prestar particular atención a las ideas de los diferentes candidatos para lograr la solvencia del fisco, tarea que se complica por la elevada presión tributaria que heredará la futura gestión.

*Economista de FIEL
Comentarios

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Por favor, ingrese el siguiente código y luego haga click en botón de envío. Gracias.

Comentarios (0)