19 Noviembre 2018 | 6:09
Buenos Aires, T: °C | ST: °C 

Belleza SÍ... a cualquier precio NO

Durante los últimos días, tuvo profusa difusión en los medios de comunicación, la triste noticia de la muerte de una joven mujer en un centro de tratamientos estéticos de zona norte del conurbano bonaerense, por cierto, muy reconocido. 

19.11.2014 18:07 |  Por Luna Virginia  | 

Virginia  Luna
Virginia Luna

Abogada – Especialista en temas legales relacionados con daños a la salud y daños colectivos ocasionados por las malas prácticas, tanto en ejercicio de la medicina como en el uso indebido de fármacos y tratamientos. – Llevó a juicio al fabricante de las prótesis mamarias defectuosas PIP. 

Aparentemente, y tal como relatan los medios, la mujer se encontraba realizando tratamiento de ozonoterapia y es allí donde encontró la muerte, producto de dos paros cardiorespiratorios de los cuales no pudo ser reanimada, pese a los varios intentos de los médicos. En comunicado oficial, la empresa que explota el centro de belleza manifestó que la muerte de la mujer obedecía a “causas naturales”, que la paciente había acompañado el certificado de aptitud física solicitado, y que -según informaron los familiares- la víctima poseía antecedentes cardíacos. Pese a los recaudos que había tomado el centro de estética, la muerte fue inevitable.

Esto debe llamar a la reflexión, principalmente de las mujeres, ya que son quienes más consumen tratamientos de estética.  Y en consecuencia, es importante delinear algunos conceptos en pos de proteger la salud femenina (y también, por qué no, la masculina).

Existen distintos tipos de tratamientos de estética para mejorar el aspecto físico, y muchos de ellos son inocuos o poco invasivos, carentes prácticamente de riesgo alguno. Sin embargo, durante los últimos 15 años, la Argentina ha sufrido un proceso de cambio en materia de estética, produciéndose un fenómeno masivo de comercialización de todo tipo de tratamientos. De esta manera, pareciera ser lo mismo una intervención quirúrgica de aumento de mamas, de glúteos o una lipoaspiración que un tratamiento estético sencillo que no requiere de praxis médica quirúrgica ni de cirujanos especializados en la materia.

La realidad es que no todos los tratamientos para mejorar el aspecto físico son iguales ni conllevan los mismos riesgos. O sea que a la hora de decidir que método emplear se deben tomar una serie de recaudos muy importantes para preservar la integridad física.

Existe amplia normativa que regula las condiciones de uso y funcionamiento de los locales destinados a la realización de tratamientos estéticos, y la misma batería normativa existe para los médicos cirujanos y clínicas que realizan intervenciones quirúrgicas estéticas. Desde ya, tanto los requisitos como las condiciones difieren ampliamente para uno y otros por la complejidad de la praxis. Pero lo que sí es común denominador es la necesidad de la presencia de un médico en los lugares donde se realizan tratamientos que tengan que ver con el cuerpo, porque en definitiva se trata de la salud.

¿Qué recaudos deben tomarse a la hora de elegir un tratamiento estético?

Si la decisión es quirúrgica, es decir, si la mujer (o el hombre) deciden someterse a una operación estética, es muy importante tener en cuenta que dentro de la cirugía plástica, estética y reparadora existen médicos cirujanos que cuentan con la especialidad y médicos que no. Esta información es pública y la posee el Ministerio de Salud.
Como segundo punto, y muy importante a tener en cuenta, está el lugar de realización de la intervención quirúrgica. Poder visualizar las habilitaciones de las autoridades sanitarias correspondientes es relevante. Todo centro médico o clínica donde se realicen praxis quirúrgicas debe estar debidamente habilitado y dichas autorizaciones deben estar a la vista de los pacientes. Del mismo modo, los quirófanos también deben contar con su habilitación correspondiente y con todo el equipamiento necesario para poder atender una eventual emergencia. Muchas intervenciones quirúrgicas de estética requieren anestesia general y, en tal sentido, son verdaderas operaciones. No confundir un mero tratamiento estético, como puede ser el de la celulitis, que generalmente no es invasivo, con una intervención quirúrgica que requiere no solo de la preparación del paciente sino también del médico y del equipo interviniente.

En los tratamientos meramente estéticos los recaudos ceden, pero no por ello dejan de ser importantes. Conocer las habilitaciones del local o lugar donde se realicen, saber de la existencia de un médico en el lugar para atender eventuales complicaciones, y el pedido previo del certificado de aptitud física son datos que nos hablan acerca de la seriedad del tratamiento y de las responsabilidades que, eventualmente, asumirán de producirse un evento dañoso.

Estar bellas y armoniosas es un objetivo que nos proponemos todas las mujeres (también los hombres en estos últimos tiempos),  más aún en épocas de verano. Pero la belleza no puede ser a cualquier precio. De ningún modo, las ganas de vernos mejor pueden acercarnos a la muerte ni mucho menos provocarla. Lo importante es saber que existen normas que regulan estas actividades y que dichas reglas deben ser cumplidas. En general, nos encontraremos con la existencia de lugares extremadamente económicos en relación con otros. Es allí donde debemos abrir los ojos y fijarnos si quien “vende barato” tiene todo ordenado y en regla.

Lo primero es nuestra salud. Belleza sí, a cualquier precio no.
 
Comentarios

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Por favor, ingrese el siguiente código y luego haga click en botón de envío. Gracias.

Comentarios (0)

TWITTER