17 Agosto 2017 | 0:51
Buenos Aires, T: °C | ST: °C 

Mundo

Día del Holocausto: el recuerdo del peor infierno

El 27 de enero de 1945, el Ejército soviético liberó a los sobrevivientes de Auschwitz, revelando al mundo el lugar de torturas y muerte. Hoy se conmemora el Día Internacional de las Víctimas del Holocausto. 

  • achicar
  • agrandar
  • Imprimir
  • enviar

Cada 27 de enero se recuerda el día en que fueron abiertas las puertas del horror y con ese símbolo, el exterminio judío y el holocausto, llevado a cabo por el grupo nazi liderado por uno de los más delirantes y crueles hombres que conoció la historia: Adolf Hitler. 

La historia de Auschwitz y el centenar de campos de exterminio sembrados en media Europa empezó el 31 de julio de 1941, cuando Reinhard Heydrich, comandante de la Oficina Central de Seguridad del Reich, recibió la orden de Herman Göring de "poner en marcha la solución final de la cuestión judía".

"Entramos en la mañana de ese día. Vimos algunas personas vestidas con harapos. No parecían seres humanos: lucían terribles, eran puro hueso… Como comandante, les dije a los sobrevivientes que éramos del Ejército soviético, y que quedaban libres del dominio alemán.
Pero ellos no reaccionaron. No podían mover la cabeza o decir una palabra. Aquellas personas, además de su aspecto esquelético, no tenían zapatos. Sus pies estaban envueltos envueltos en ropa vieja. Era enero, y la nieve rodeaba el lugar… No sé cómo pudieron sobrevivir", estas fueron las palabras del Anatoly Shapiro, el primer oficial del Ejército soviético que entró en el campo de concentración ese 27 de enero. 

Auschwitz fue un complejo de varios edificios instalados en los territorios polacos ocupados por las tropas nazis desde el primer día de 1939, comienzo de la mayor tragedia del siglo XX: el Holocausto. En hebreo, la Shoá. Eran Auschwitz I (la cabecera), Auschwitz II–Birkenau, Auschwitz III–Monowitz… y 45 campos-satélite más. Durante los casi seis años de guerra, esos mataderos humanos de Oswiecim, 43 kilómetros al oeste de Cracovia, recibieron más de 1.300.000 personas. El 90% era judío. Murieron más de 1.100.000. En la puerta de entrada de Auschwitz I se leía "Arbeit macht frei" ("El trabajo libera").
  • achicar
  • agrandar
  • Imprimir
  • enviar

Fecha: 27/01/2017

TWITTER