27 Mayo 2020 | 5:10

Economía

En marzo, con diez días de cuarentena, se desplomó la economía

 El Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) de ese mes, según difundió esta tarde el Indec, adelantó una caída interanual de 11,5% ya desde un muy bajo nivel. Es el peor mes de marzo para la actividad desde 2002.

  • achicar
  • agrandar
  • Imprimir
  • enviar

 La baja mensual desestacionalizada fue además de 9,8%, la mayor caída en este indicador desde abril de 1995. Tras estos números, la actividad acumula en el año un retroceso de 5,4%.

Tal situación ya había sido prevista por los indicadores vinculados a la industria, la construcción y el comercio exterior (importaciones de bienes de capital), entre otros, que mostraron un freno de la economía. Tanto el Gobierno como los analistas privados ya descuentan que el dato de abril será peor.

Un informe elaborado por el Centro de Estudios para la Producción (CEP), publicado ayer por el Ministerio de Desarrollo Productivo, estimó que a comienzos del año, hasta la llegada de la pandemia al país, la economía mostraba "señales de reactivación económica", más bien una estabilización, de forma heterogénea. Sin embargo, la construcción -sector que derrama en el resto de la economía- aún anclaba, creen en el oficialismo, un mayor dinamismo. Esta estabilización venía, según la visión oficial, gracias a las mejoras en los ingresos de los deciles menos favorecidos de la sociedad que impulsó el Poder Ejecutivo.

"Los efectos económicos de la pandemia empezaron a sentirse con fuerza durante marzo en muchos países -entre ellos la Argentina- y todavía más en abril", indicó el documento del CEP. Según agrega, el porcentaje de empresas con una caída mayor al 30% en su facturación real interanual entre mediados de marzo y abril llegaba al 67% en el sector de Recreación y Cultura; el mismo porcentaje en Hoteles y Restaurantes; un 57% en la Industria; el 55% en Transporte y Almacenamiento; 51% en Comercio, y un 46% en la Construcción.

En ese contexto, casi un tercio del total de empresas en la Argentina (247.000) debieron acogerse al Programa de Asistencia de Emergencia del Trabajo y la Producción (ATP) para poder pagar parte de los salarios a sus trabajadores, según Desarrollo Productivo. Justamente, hoy la AFIP informó que había extendido durante cinco días la inscripción a la nueva etapa del programa (se prorrogó durante mayo). Los empleadores podrán hacerlo hasta el 26 de mayo.
  • achicar
  • agrandar
  • Imprimir
  • enviar

Fecha: 20/05/2020