02 Julio 2020 | 13:04

Economía

El equipo económico se prepara para presentar la oferta final a los bonistas y salir del default

 Fuentes oficiales indicaron que el banco Lazard trabaja con esta consigna para que la propuesta, que se presentará entre el viernes y el lunes, se acerque a los USD 52; dudas en el mercado por la recepción que pueda tener este instrumento entre los acreedores. 

  • achicar
  • agrandar
  • Imprimir
  • enviar

 El Gobierno se prepara para dar a conocer en las próximas horas la oferta final para salir del default que empezó hace tres semanas, con un valor menor de USD 50 más un cupón que la acerque a lo que pretenden los bonistas.

Dos fuentes oficiales indicaron que el banco Lazard trabaja en la confección de la propuesta, en base al diálogo que el equipo económico y los principales fondos de inversión desarrollaron estos últimos días.

La idea es que en las próximas horas se oficialice la extensión del plazo para hacer el canje y la nueva propuesta, con una mejora significativa respecto de la original, que valía USD 40 y recibió un rechazo superior al 80 por ciento. Si bien todavía hay cierto diálogo con los tres comités de acreedores, bajo el acuerdo de confidencialidad, el Gobierno ya tiene casi definida su oferta. “Los últimos metros son los más complicados de transitar”, expresó una de las fuentes.

Como indicó el ministro de Economía, Martín Guzmán, la oferta no se apartará del paraguas conceptual que le brindó el Fondo Monetario Internacional (FMI), en torno de los 50 dólares.

De este modo, habría una serie de bonos que, a una tasa de salida del 10 por ciento, deberían valer poco menos que 50 y a eso se sumaría esta idea mencionada hace un par de semanas y confirmada ahora por las autoridades de este cupón ligado a las exportaciones. Ese bono le podría agregar dos dólares más al valor presente neto de la oferta a una tasa de salida del 10 por ciento como la que utiliza el Gobierno.

El ejecutivo Alberto Bernal de XP Securities sostuvo que este endulzante “es un paso en la dirección adecuada; todo el mundo quiere un acuerdo y el punto sigue siendo cómo mejorar la oferta un poco más”.

“Me parece que la discusión de aceptar un 10 por ciento como exit yield ya está superada y este cupón ayuda a incrementar el valor de la oferta. Es lo mismo que un GDP warrant, solo que atado a exportaciones, y creo más en este instrumento porque es más difícil de manipular”, explicó.

Cabe recordar que por la manipulación de los datos del Indec entre 2007 y 2015, la Argentina enfrenta juicios en los tribunales de Nueva York por el pago del cupón ligado al PBI surgido del canje del 2005.

En cambio, Guillermo Mondino, director y socio fundador del fondo de inversión Mogador Capital, afirmó que esta idea del cupón “genera los peores incentivos para el Gobierno, ata el pago a algo que no controla el Estado y puede obligar al país a pagar fortunas si Argentina alguna vez hace las reformas que debería hacer”.
  • achicar
  • agrandar
  • Imprimir
  • enviar

Fecha: 11/06/2020