02 Julio 2020 | 13:51

Economía

Las ventas en los supermercados volvieron a caer en mayo

 De acuerdo con un informe de Scentia, tras la suba de 16,2% y de 4,1% de marzo y abril, el mes pasado los consumidores compraron 0,5% menos que el año pasado; la excepción fue en las grandes cadenas.

  • achicar
  • agrandar
  • Imprimir
  • enviar

 “Se están cayendo las fichas del dominó”, resumió el director de la consultora Scentia, Osvaldo del Río, respecto de la situación que atraviesa el consumo masivo. Lejos quedó la explosión de ventas de marzo; el efecto cascada de las actividades sin movimiento por la aislamiento preventivo y obligatorio comenzó a impactar y el escenario vuelve a asemejarse, y con riesgos de empeorar, al momento pre cuarentena.

“Primero, la gente dejó de gastar en muchas cosas y eso hizo que aumentaran las ventas en los supermercados, pero luego se estabilizó y a partir de ahora, entre la reducción salarial, la inactividad y la inflación, las fichas del dominó se empiezan a caer”, manifestó Del Río.

Su informe de la evolución de ventas de mayo marcó un retroceso interanual de 0,5%, luego del incremento de 16,2% y de 4,1% de marzo y abril, respectivamente. Los rubros que impulsaron el índice a la baja el mes pasado fueron los productos denominados “impulsivos”, que tuvieron una caída en la demanda del 15,6%, y las bebidas sin alcohol, que registraron una contracción del 11,2% respecto de mayo del 2019.

A diferencia de los meses anteriores, donde el canal de autoservicios independientes crecía por encima del canal moderno -grandes cadenas-, durante el quinto mes del año esta tendencia se revirtió, aunque las cifras son bajas en ambos casos. Mientras que las ventas en los autoservicios cayeron 1,5% frente a mayo del año pasado, en las grandes cadenas crecieron 0,8 por ciento.

“Hubo una leve mejora pero contra un año anterior que fue espantoso”, sostuvo el director ejecutivo de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), Juan Vasco Martínez. El directivo remarcó que uno de los motivos que pueden haber explicado la diferencia con respecto a los autoservicios el mes pasado es la mayor flexibilización para circular que comenzó a haber en la Ciudad de Buenos Aires, que tiene un peso importante. “Cuando la cuarentena era más estricta, la gente iba al comercio más cercano. Ahora los consumidores circulan más y buscan más precio”, explicó.
  • achicar
  • agrandar
  • Imprimir
  • enviar

Fecha: 16/06/2020