19 Septiembre 2020 | 11:29

Economía

Guzmán admite diferencias "económicas y legales" con bonistas

 "Hay trabajo importante por hacer y distancia para cubrir en términos económicos y legales para resolver el tema de la deuda", dijo el ministro de Economía sobre la negociación.

  • achicar
  • agrandar
  • Imprimir
  • enviar

 La dura renegociación por la deuda en moneda extranjera por unos US$ 66.000 millones está lejos de cerrarse. Al menos eso es lo que sugirió hoy el ministro de Economía, Martín Guzmán, al admitir que “estamos en conversaciones con dos grandes grupos de acreedores. Con uno hemos alcanzado entendimientos en varios puntos, pero con el otro, el grupo Ad Hoc, ha habido grandes diferencias en términos legales”. Aludió así a la exigencia de esos bonistas para que el país ofrezca las Cláusulas de Acción Colectiva (CACs) del 2005.

El funcionario participó de un 'webinar' organizado por Bloomberg, en el cual debatió junto a un grupo de ministros de Finanzas de otros países sobre el futuro de la deuda en los mercados emergentes en la era de la pospandemia. En el seminario, titulado “Deuda en Mercados Emergente: una ruta más allá del COVID”, participaron, además de Guzmán, la ministra de Economía y Finanzas de Perú, María Antonieta Alva; el secretario de Finanzas de Filipinas, Carlos Domínguez, y el secretario de Hacienda de México, Arturo Gutiérrez Herrera.

Tras un discurso de bienvenida de Michael Bloomberg, se abrió la intervención a los panelistas, moderada por Stephanie Flanders, Senior Executive Editor for Economics at Bloomberg.

Tras explicar el enfoque adoptado por el Gobierno para enfrentar el COVID-19, Guzmán se refirió al proceso de reestructuración de la deuda que lleva adelante el país en el actual contexto de la pandemia.

“Es un proceso complejo que requiere de tiempo, mucho diálogo y esperamos que se pueda alcanzar un acuerdo”, afirmó. No obstante, admitió que aún “hay trabajo por hacer y distancia para cubrir en términos económicos y legales también”.

"Argentina es miembro del G20 y del FMI y cumpliremos con el lenguaje contractual que ahora se ha convertido en estándar", aclaró. Sobre las medidas adoptadas por el Gobierno para enfrentar la pandemia, Guzmán sostuvo que la prioridad fue "proteger la salud de los argentinos. La gran lección que aprendimos es que es muy importante reaccionar rápido, de forma decidida y con valentía".

Dijo que el país se basó en tres principios básicos como respuesta a la irrupción del coronavirus: primero, proteger la salud, segundo, proteger a los más vulnerables y, tercero, proteger el saber hacer de las trabajadoras y trabajadores y de las empresas, mantener la capacidad del sistema económico para que los efectos de la pandemia no persistan en el tiempo una vez que el Covid-19 nos dé tregua”.

“Tenemos un sistema de protección social fuerte que nos permitió reaccionar rápido a la crisis y atendió a los más vulnerables. Mantener la flexibilidad es otra lección que aprendimos, hay que adaptarse rápido” en un contexto de emergencia, señaló.
  • achicar
  • agrandar
  • Imprimir
  • enviar

Fecha: 25/06/2020