23 Octubre 2020 | 0:43

Economía

Decisión del BCRA complicó la deuda del Banco Hipotecario

 Por las trabas para renegociar obligaciones en dólares, la entidad extendió 24 horas el plazo de reestructuración pero no podrá postergar el pago del 40% del capital que vence

  • achicar
  • agrandar
  • Imprimir
  • enviar

 El mercado financiero argentino está expectante sobre la primera prueba de fuego que tendrán las polémicas medidas aplicadas por el Banco Central para frenar la salida de divisas: restringir la posibilidad de las empresas de acceder a las divisas.
Banco Hipotecario logró solo 46,26% de adhesión al canje de su deuda, por debajo de lo recomendado por el Banco Central, y extendió el plazo de reestructuración hasta este jueves, a las 18. Se trata de la segunda oferta que realiza el banco, de mayoría accionaria estatal –60% de las acciones–, pero cuya dirección está en manos del grupo privado IRSA. En su primera propuesta había conseguido casi el 35% de adhesión, cuando ofreció pagar en efectivo el 35% de las tenencias por reestructurar.

Luego subió este monto al 42% y logró ampliar la adhesión al 46%.

Estos valores ya generan que el Banco Hipotecario se convierta en un caso testigo para el resto de las empresas que se ven obligadas a reestructurar su deuda por iniciativa del Banco Central.

La comunicación "A" 7106 de la entidad dice: "El monto neto por el cual se accederá al mercado de cambios en los plazos originales no superará el 40% del monto de capital que vencía".

Es decir, por más que el 100% de los acreedores del Banco Hipotecario entren al canje propuesto, la entidad deberá pagar el 42% en efectivo, más del "40% del monto de capital que vencía" que puede comprar en el mercado de cambios. La normativa del Central es ambigua con respecto a cómo puede conseguir el resto de los dólares.

En el caso del Banco Hipotecario, la entidad busca reestructurar US$279,8 millones; por lo tanto, puede adquirir en el mercado oficial hasta US$111,92 millones. Pero en su oferta, en caso de que ingresen el 100% de los acreedores, como mínimo deberá pagar en efectivo US$117,52 millones. ¿Cómo adquirirá los US$5,6 millones de diferencia? ¿Y cómo llega a conseguir el 100% de adhesión si hasta ayer obtuvo 46% y no realizó ninguna oferta mejor?

Comprar los dólares mediante operaciones de contado con liquidación (CCL) no es posible porque, según la normativa vigente del Central, se deben esperar 90 días para realizar estas operaciones luego de haber comprado dólares en el mercado de cambios.

Las otras alternativas es usar los dólares propios para hacer frente al vencimiento o hacer default de la deuda, lo cual no sería conveniente para un banco, ya que puede desatar inmediatamente una corrida en el sistema. Por eso en el mercado se considera que el Banco Central "juega con fuego al poner a un banco como caso testigo".

El default es una opción probable para la mayoría de las empresas que no tengan los dólares líquidos para hacer frente a sus obligaciones. Después de todo, son empresas que operan en la Argentina y, por lo tanto, sus ingresos son en pesos. Lo que recomienda esta normativa, a futuro, es que las empresas conviertan a dólares sus ingresos si quieren pedir prestada deuda en moneda extranjera, porque nunca se sabe si después el Banco Central les venderá las divisas cuando deban hacer frente a sus obligaciones.

Estos son problemas que países de la región, por ejemplo, no tienen, ya que lograron desarrollar un mercado de capitales en moneda doméstica. En la Argentina, como la tasa de ahorro es de 14% del PBI (inferior al entre 25 y 30% de la región), no hay suficientes pesos para dar crédito al sector público y al privado.

Otras empresas que enfrentan vencimientos en el corto plazo, según consignó Moody’s, son IRSA, Cresud, Genneia, Petroquímica Comodoro Rivadavia, John Deere, Grupo Albanesi, Plaza Logística y AES.
  • achicar
  • agrandar
  • Imprimir
  • enviar

Fecha: 07/10/2020