16 Octubre 2017 | 23:04
Buenos Aires, T: °C | ST: °C 

Piedra Libre

La citación a Boudou y las piruetas periodísticas

Alejo Leal

Aunque es aún temprano para evaluar definitivamente el tratamiento que los medios le han dado a la evolución de la causa Ciccone en estas jornadas, la lectura de diarios y portales, la oreja en la radio y la atenta mirada a los canales de noticias permiten descubrir las alquimias de los distintos grupos. Hay algunos, que aunque ya son grandes, quieren seguir jugando a la escondida. 

  • achicar
  • agrandar
  • Imprimir
  • enviar

Tras el llamado a indagatoria -que hizo público esta mañana el Centro de Información Judicial, dictado ayer por el juez Ariel Lijo- a Amado Boudou, José María Nuñez Carmona, Alejandro Vandenbroele, Rafael Resnick Brenner, Nicolás Ciccone y Guillermo Reinwick, el par de opuestos en los que se están uniformando los distintos grupos editoriales se puso en marcha para describir la coyuntura de un modo aceptable para los relatos particulares.   

Hasta ayer, cuando comenzaba a ganar volumen la especie que sostenía que se avecinaba el desplazamiento del juez Lijo  la indagatoria de la causa, a raíz de la apelación de la defensa del vicepresidente a la Sala 1 de la Cámara Federal, los medios alejados del oficialismo -el Grupo Clarín a la cabeza- azuzaban la instalación de otro episodio de manipulación judicial. Lo difundían como algo equiparable al desplazamiento del Procurador General Righi, el del juez Rafecas o, en otro intríngulis judicial que impacta sobre la Rosada, el del fiscal Campagnoli.

Con la situación planteada de esa forma, para la opinión pública (hasta ahí, no para periodistas o entendidos en la materia) los polos opuestos se componían de un juez que busca investigar y la Administración Nacional que quiere blindar de impunidad a uno de los suyos que cometió un error o, como sostenían los más “osados” –Marcelo Longobardi entre ellos-, al primer eslabón de una trama que llega bien alto en la cúpula del poder. Las diputadas Bullrich y Alonso fueron el vehículo para transformar en noticia ese rumor (supuestamente ya había un voto de la Sala para correr al juez Lijo).

Se trata de la misma sala que desplazó a Rafecas, que sobreseyó en noviembre de 2011 al secretario de Energía, Daniel Cameron, a exfuncionarios y ejecutivos en la causa por presunto pago de sobreprecios en la ampliación de gasoductos en el país en el 2005, por parte de la empresa sueca Skanska. Además, dejó sin efecto los procesamientos de varios exdirectivos de la firma, así como de Transportadora de Gas del Norte (TGN) y de Transportadora de Gas del Sur (TGS).

Cuando los oyentes, espectadores y lectores se “preparaban” para tragar un nuevo sapo, estalló el llamado a indagatoria.

La “inminencia” se había instalado pese a que uno de los integrantes de la Cámara, Eduardo Freiler, salió al cruce de las versiones que indicaban el apartamiento de Lijo. El camarista calculó que en la semana del 9 de junio "estará decidido" el pedido de la nulidad de las declaraciones de Nicolás Ciccone, antiguo dueño de la firma, y de su yerno Guillermo Reinwick, pues la defensa de Boudou denunció que Lijo los tuvo como testigos cuando son imputados en la causa.

Esta desmentida se difundió mucho.

La hipótesis que intentó plasmar Boudou, seguramente en forma no aislada, ya que el manejo de Radio 10 y C5N de la noticia fue muy llamativo y requiere la articulación de una gran estructura (el canal omitió la difusión de “la noticia” hasta que salió al aire el vicepresidente) es que un llamado producto de “la agenda de los medios, particularmente de Clarín y La Nación”.

Según Boudou, Lijo responde a esos intereses. La “maniobra” del juez tendría por propósito “tapar” la verdadera “gran noticia” que es para la Argentina el acuerdo con el Club de París. Uno de los argumentos que esgrime es que el llamado se hace con más de un mes y medio de anticipación. Algo “desusado”, asegura.

Desde la otra vereda -una señal de estos tiempos- se decía todo lo contrario: incluso Carrió se anima a proponerlo para la Corte, sin paradas intermedias.

Para el Grupo Szpolski, en ese rumor lanzado por la diputada se suma Magnetto, de Clarín.

Cerca del mediodía, puede verse que comienza el desfile de los funcionarios y figuras del oficialismo para defender a Boudou.

La “brecha” campea en los medios. La mayoría, hasta la primera tarde no había procesado editorialmente la novedad y se limitaba a reportar los términos de la citación. Son pocos los que se toman el trabajo de ir más allá. Solo encaraban esa tarea los más versados en la causa.

Los portales más chicos hacen punta a la hora de bucear.

Repasamos los “emblemáticos”:

ARG Noticias, el portal de Román Lejtman, empuja por las redes una “metalectura” de la citación. Para ellos, la citación contiene elementos que demuestran que Lijo “descubrió” la maniobra de Boudou. Esa “seguridad” también la tiene Terra.

Infonews -que parece un poco sorprendido- afirma que las versiones del supuesto desplazamiento del caso tienen su origen en el mismo juez, quien pretendió desacreditar a los camaristas Freiler, Ballestero y Farah. “Quien filtró esta información es Gabriel Cavallo, abogado del Grupo Clarín. Cabe destacar que el letrado es el hermano de la ex mujer de Lijo”. Lo mismo dice Diario Registrado.

Letra P: Ariel Lijo la vio venir, conoce el comportamiento de Diego Richarte y sabe que irá hasta el final para no ceder la representación legal del vicepresidente. El famoso timing del cual él siempre se consideró un maestro le dice que hoy era el momento para citar a indagatoria a Boudou. Ese trámite es el reaseguro de Lijo en el expediente. Una vez citado el vicepresidente a indagatoria Lijo sabe que ya será difícil removerlo.

En Télam, el senador Ruperto Godoy criticó hoy "el apriete de los medios concentrados sobre el sistema judicial para que no haga justicia, sino que cumpla con los deseos de Magnetto", haciendo mención, de este modo, al pedido de escrache que hizo ayer el periodista Jorge Lanata sobre los integrantes de la Cámara Federal que llevan adelante la causa Ciccone, Eduardo Freiler, Eduardo Farah y Jorge Ballestero.

El senador afirmó que "usan al abogado Gabriel Cavallo, excuñado de Lijo, como nexo entre el apriete judicial y el mediático. Así­, durante años hicieron lo que quisieron poniendo jueces que les eran funcionales (Lijo sería uno) pero con el gobierno de la Presidenta esto no va a pasar, porque gobierna el pueblo". 

Este caso, aunque lleva dos años entre nosotros, recién comienza.
  • achicar
  • agrandar
  • Imprimir
  • enviar

Fecha: 30/05/2014

Comentarios

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Por favor, ingrese el siguiente código y luego haga click en botón de envío. Gracias.

Comentarios (0)

TWITTER