23 Noviembre 2017 | 6:12
Buenos Aires, T: °C | ST: °C 

POLÉMICA. Cristina Kirchner y Carlos Menem, con fueros: avalan sus diplomas en el Senado

Opinión

PASO en Mar del Plata: un desafío que pone interrogantes sobre los clichés del marketing político

PASO en Mar del Plata: un desafío que pone interrogantes sobre los clichés del marketing político

Carlos Arroyo, ganador en las PASO marplatenses.

El caso de Carlos Arroyo, un antihéroe del actual "protocolo" de la clase política que cuestiona los argumentos de consultores y analistas. 

  • achicar
  • agrandar
  • Imprimir
  • enviar

Desde la noche del pasado 9 de agosto, el resultado de las urnas interroga los saberes de gurúes y periodistas. Carlos Arroyo fue el candidato más votado en las primarias marplatenses para ocupar el cargo de intendente.

Atrás quedó el actual alcalde, Gustavo Pulti. Además, el viejo director de Tránsito derrotó a Vilma Baragiola, su rival interna dentro del frente Cambiemos.

Pero las circunstancias que rodean este comicio vuelven interesante desandarlo un poco. Recorremos, para hacerlo, el conjunto de publicaciones que se han hecho desde el día del comicio. Y de ellas destacamos las de los portales Infobae, Tres Líneas, Lo que pasa, La Política Online, 24Baires y los diarios La Capital y Clarín, con su corresponsal de la ciudad.

Pulti parece haberse encontrado con un problema, como dice Lo que pasa.net, en busca de su tercer mandato: El indudable desgaste, propio de 8 años de gestión, y su dificultad para transformar aprobación popular en empatía.

Además, la tradición política marplatense, tan respetuosa de la identidad de la ciudad, pudo haber penalizado tanto intento de mimetizarse con el Gobierno nacional.

Acción Marplatense perdió su identidad local entre tantos elogios al `modelo' y los votantes tradicionales del `partido de la ciudad’ le hicieron saber su descontento en el cuarto oscuro. Algunos afirmarán que se puede recuperar a los desencantados, parece complejo”, opina Lo que pasa.

Esa vocación vecinalista vacante, “debió” haber recaído en la radical Vilma Baragiola (competidora de Arroyo en la interna de Cambiemos). Pero “algunos correligionarios le cuestionaron su automático alineamiento militante con el Pro y una campaña que no se destacó por su coherencia. En solo un par de días Vilma se mostró con el hijo de Alfonsin, recibió a Carrio, lanzó un spot en donde se la veía a la derecha de Macri y ensayó una defensa por la famosa y casi olvidada `cámara de los camioneros': mucho para un electorado que busca soluciones rápidas para problemas complejos".

Como dice Lo que pasa, había un universo muy grande por conquistar y Baragiola no se mostró con la capacidad para hacerlo.

En ese punto, “entra en escena” Carlos Arroyo, que tampoco es un “arribista” en La Feliz: “Desde 2009 es concejal. Jugó en elecciones anteriores con una boletas vecinales y desde allí generó le problemas a los partidos tradicionales. En la elección de 2013 sacó 22 puntos sin estructura partidaria nada menos que en el distrito con mayor caudal de votantes después que La Matanza”, se lee en La Política Online.

Es el antihéroe del marketing político. El personaje ideal para canalizar el descontento contra el modus operandi de la política actual.

Con un discurso de centroderecha y muchos años de docente, los concejales y periodistas de Mar del Plata que quieren comunicarse con Arroyo tienen que llamarlo a la casa. El candidato se niega a usar celular”.

Arroyo es abogado. Fue director de la Escuela Media Nº2, y se desempeñó como director de Transporte en la vuelta a la democracia. Desde 2009 es concejal. Prefiere no decir su edad y su cable a tierra es plantar”.

En Clarín, Guillermo Villarreal asegura que  los consultores intentan explicar el fenómeno Arroyo. La coincidencia es que se ha forjado una carrera basada en su “transparencia”, por eso a quienes lo acompañan les fue imposible involucrarlo en consideraciones del marketing político.

Si me tienen que elegir será por lo que soy”, se ampara.

La gestión que hace algunos años tuvo como director de Tránsito, que aquí todos recuerdan por la dureza con que enfrentaba a los infractores, lo pinta tajante y exigente con las normas. Es frontal, directo, en sus discursos desde su banca de concejal en más de una ocasión tildó de mamarracho o psicodélico algún proyecto que no era de su agrado, pero esa aspereza de su personalidad, dicen sus allegados, se diluye cuando practica su hobby, el cultivo de rosas amarillas."

En Lo que pasa.net, vemos que “El mito arroyista permite que personas que claman por mayor seguridad se entrecrucen con jóvenes que recuerdan con cariño el temor frente a un examen, y todos estén en condiciones de exponer una situación cotidiana en la aseguran que el director actuaría de una determinada manera: siempre la correcta.
Arroyo logró construir algo que no es fácil. Los partidos políticos tradicionales de nuestra ciudad fueron partícipes necesarios en ese proceso.
La alianza de Baragiola con Cambiemos se pareció mucho más a una deseada e interesada simbiosis que a un acuerdo político
”.

En 24Baires, se publicó:

"En seis años como concejal, se ha caracterizado por despreciar las propuestas que no acuerdan con sus prioridades y su ideología. Los proyectos más relevantes que ha presentado, -extraídos de una escasa lista de iniciativas propias-, fueron siempre controversiales, porque despertaron rechazos en diversos sectores de la opinión pública. Así fue el caso de su intento de prohibición a las murgas y la participación de estas expresiones culturales en espacios públicos. Otro momento de impacto fue cuando quiso armar a placeros y guardavidas. Sí, darle armas a quienes cuidan las plazas y quienes protegen las vidas de los bañistas.
Arroyo, quien junto a ciertos medios de comunicación local, ha logrado construir un mito sobre su carrera política y educativa, afianzando conceptos de honestidad y trabajo. Pocos conocen su pasado, y muy pocos su labor parlamentaria, ya que el concejal no es afín a dar entrevistas, ni posicionarse sobre temas troncales para el desarrollo de la ciudad, donde casi siempre elige abstenerse.
Quizá Arroyo opte por no exponerse mucho a las cámaras y los micrófonos porque no tiene buena experiencia mostrándose tal cual es. En su momento, atacó a la prensa que decía que el buscaba prohibir las murgas y los tildó de mentiros y tendenciosos, cuando el primer artículo de su ordenanza rezaba “Prohíbase la práctica de murga y/o percusión en cualquier espacio público…
.

De hecho, el lunes, después de ganar las PASO, maltrató con una intolerancia y una violencia alarmante a una periodista por hacerle una pregunta que no le gustó".

Tampoco hay que dejar de considerar un dato climático. Infobae inscribe al distrito entre la lista de los afectados por las inundaciones con victorias opositoras, como Campana(43%), Suipacha (51%), así como también –aunque de manera más reñida– en Junín (36%) y Mercedes (41%).

En Mar del Plata, el temporal retrasó la votación y algunas mesas se habilitaron después de las 10. Un escenario ideal para motorizar el descontento con la actual administración, y "la política" en general.

Hubo un notable comportamiento de los votantes: un festival del corte. Macri derrotó a Scioli, casi invirtiendo los guarismos totales a nivel Nación, 38 a 31%.  María Eugenia Vidal obtuvo tres puntos más que su jefe político. Pero en la categoría municipal la dupla Arroyo - Baragiola aplastó, con casi 52%, los 28 puntos que arañó Pulti. 
  • achicar
  • agrandar
  • Imprimir
  • enviar

Fecha: 27/08/2015

Comentarios

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Por favor, ingrese el siguiente código y luego haga click en botón de envío. Gracias.

Comentarios (0)

TWITTER