24 Abril 2018 | 20:04
Buenos Aires, T: °C | ST: °C 

Salud

El peligro de no verse a uno mismo

El Dr. Fernando Felice analiza un tema cada vez más complicado para distintas generaciones: el abuso de las cirugías estéticas y el no cuidado de algunos médicos. 

  • achicar
  • agrandar
  • Imprimir
  • enviar

Hace unos meses, el novio de Haley en la famosísima serie Modern Family, confesó que sufre un trastorno dismórfico corporal, es decir, una obsesión compulsiva y desproporcionada por algún defecto físico —real o imaginario—.

Esta condición lo llevó a someterse a varias cirugías estéticas desde el año 2008, convirtiéndose desde los 19 años en una persona adicta a la cirugía plástica. El caso fue comentado en los medios de todo el mundo y despertó la atención de muchas personas cercanas a personas que atraviesan esta enfermedad.

Los médicos decimos que hay hombres y mujeres que están “peleados con el espejo”. Y no es una frase hecha, mucho menos una frivolidad. Es que no importa la imagen que uno, como profesional, vea en estos pacientes. Tampoco importa el éxito y el buen resultado de la cirugía estética que se realicen. Nunca están conformes con su imagen. La realidad es que este es un trastorno llamado dismorfismo corporal y tiene características que todos los cirujanos plásticos deberíamos poder identificar. También conocido como dismorfofobia, genera una imagen distorsionada del propio cuerpo y se diagnostica a aquellas personas que son extremadamente críticas de su cuerpo y rostro, a pesar del hecho de no tener una deformación que lo justifique. En general, evitan el contacto social y tienen dos actitudes: o no quieren verse a ellos mismos, o se miran todo el tiempo para hacer un detalle exhaustivo de sus defectos.

Por supuesto que muchas veces la primera consulta nace a partir de algún tema físico que sí es real, pero luego de esa primera intervención, es posible que vuelvan una y otra vez al médico buscando algo que creen será mejor. Cuando los cirujanos estéticos nos damos cuenta de esto, les recomendamos una consulta terapéutica. Pero hay una realidad: hay muchos cirujanos que sí los operan una y otra vez, pensando en el negocio y no en su salud mental y física.

En Argentina, los casos crecen. Según la Asociación Psiquiátrica de Estados Unidos, este nuevo padecimiento está relacionado con los trastornos de ansiedad y depresión en porcentajes que van del 5 al 40%.

Dr. Fernando Felice
Cirujano Plástico (UBA)
Director Médico del Centro de Estética Vesalio
http://www.vesalioestetica.com.ar/
@Dr_FeliceF 
  • achicar
  • agrandar
  • Imprimir
  • enviar

Fecha: 25/07/2016

TWITTER